SARA URIBE

No vive de Freddy Guarín: este es el rentable negocio que hace crecer la economía de Sara Uribe

La modelo es independiente y creativa.
sábado, 22 de mayo de 2021 · 20:59

A pesar de que alcanzó la fama de la mano de la televisión cuando se consagró como la ganadora del reality "Protagonistas de Novela", y de que cautivó miles de miradas por su relación con el futbolista Freddy Guarín, la modelo Sara Uribe ha logrado crecer económicamente por un emprendimiento que nada tiene que ver con lo antes mencionado. 

Ni depende del dinero del padre de su hijo, Jacobo Guarín, ni vive de los canjes, como muchos la acusan. Es que como la famosa de 30 años oriunda de Antioquía ha dejado saber mediante sus redes sociales, ella es dueña de un negocio de belleza que cuenta en la actualidad con dos sedes

Sara junto a su hijo Jacobo, el niño que tuvo con Freddy Guarín

Se trata de "La Casa Mágica de Sara Uribe", un espacio que realiza desde esmaltados hasta lifting de pestañas, una práctica muy requerida últimamente.

Sin embargo, aunque hasta hace algún tiempo Sara veía crecer sus ingresos gracias a este emprendimiento, incluso luego de atravesar un año de pandemia, ahora la situación se ha complicado para la ex de Guarín, quien sin tapujos reveló hace algún tiempo lo mucho que la perjudicaría la reforma tributaria

Si nos suben la reforma tributaria, si nos jode el gobierno, si nos ponen más IVA, no sé qué hacer con los empleados.

Estas fueron las duras palabras con las que Uribe respondió a todos los internautas que le preguntaron su postura respecto a la medida que desde hace semanas ha puesto en vilo a Colombia, y por la cual se han desarrollado todo tipo de manifestaciones.

Sara y algunos de los estilistas de su centro de belleza.

Cabe aclarar que algunas semanas antes de que se anunciaran estos cambios Sara incluso había lanzado una convocatoria para tomar más personal especializado que pudiera atender en las sucursales de su centro de belleza

No obstante, ahora la economía de la mamá de Jacobo parece pender de un hilo, pues tal como ella misma aseguró mediante sus redes sociales debió cerrar dos de sus locales y tendría una deuda que ronda los 20 millones de pesos colombianos por el arriendo. Asimismo, se ha visto a Sara muy comprometida con sus empleados, por lo que se espera que pronto pueda revertir su actual situación y hacer brillar nuevamente su negocio.