LINDA PALMA

Así de romántica fue la cita que tuvieron ayer por la noche Linda Palma y su flamante esposo

La presentadora chicaneó su nueva vida de casada y conquistó corazones.
domingo, 25 de abril de 2021 · 19:49

La boda de Linda Palma y Diego Pulecio, fue una de las grandes sorpresas y alegrías que se celebraron a comienzos del mes, en un contexto donde las fiestas y las buenas noticias parecen ser cada vez menos.

Quizás por la difícil coyuntura que se vive en estos tiempos, finalmente la presentadora televisiva decidió dar el “sí” a la nueva propuesta matrimonial de su pareja, con quien ha estado saliendo por más de diez años.

Es por esto que, haciendo honor a la clásica frase de “solo se vive una vez”, la conductora de “Show Caracol” aceptó caminar hacia el altar y sellar su amor con su novio en sagrado matrimonio el pasado 18 de marzo, en una ceremonia secreta que contó con pocos presentes.

En su cuenta oficial de Instagram, donde cuenta con 1,6 millones de seguidores, Linda Palma compartió algunas de las fotografías profesionales que les tomaron en aquel hermoso acontecimiento.

Abrazada a su actual marido y mirándose a los ojos, la famosa derrochó ternura y se llevó todos los aplausos de sus admiradores, quienes elogiaron no solo la fantástica locación que eligieron para celebrar su casamiento, sino también el magnífico vestido de novia que llevó puesto y que la hizo lucir como una princesa.

En tanto, a poco más de un mes del evento que marcó un antes y un después en su vida, la mediática barranquillera decidió hacer público uno de los momentos de su vida íntima con su flamante esposo que enamoró a todos.

A través de sus historias de Instagram, Linda Palma enseñó la elegante y romántica cena a la luz de las velas que disfrutó al aire libre con su pareja, esta vez, como la Sra. Pulecio.

La querida conductora de Caracol Televisión chicaneó el exquisito plato gourmet de pastas con salsa y una copa de vino blanco que disfrutó junto a su esposo. No pudo evitar hacer que a sus fanáticos se le hiciera agua la boca. ¡Sana envidia!

Otras Noticias