DIOMEDES DÍAZ

El vivo retrato de su padre: así luce hoy Rosa Elvira, la primogénita de Diomedes Díaz

No quedan dudas de que heredó los rasgos del músico.
miércoles, 6 de octubre de 2021 · 16:25

Para nadie es un secreto que Diomedes Díaz fue un hombre de muchos amores, pues siempre se declaró como un admirador empedernido de la belleza y los atributos de la mujer. No en vano posee una larga lista de conquistas.

Aunque su corazón estaba dividido entre las numerosas y hermosas damas que fueron su pareja, lo cierto es que las amó con gran pasión, y recordaba a cada una con una devoción especial.

Una de las que mayor impacto causó en su vida fue Bertha Mejía, con quien tuvo un efímero romance del que nació la que sería la primera de los casi 30 herederos que tuvo “El Cacique de la Junta”.

Diomedes Díaz y su primogénita Rosa Elvira

De Mejía se enamoró cuando era tan solo un niño, y a los 16 años fue sorprendido con la noticia de que sería padre de una nena a la que terminaría dándole por nombre Rosa Elvira, en honor a dos de las mujeres más importantes para él, su madre y su hermana.

Si bien el idilio entre Diomedes Díaz y la progenitora de su primogénita no duró mucho más que un lustro, lo cierto es que ninguna de las dos le guardó nunca rencor, ni siquiera cuando él las dejó para iniciar un romance con Patricia Acosta, la prima de Mejía y tía de Rosa Elvira.

El músico estaba muy orgulloso de su hija mayor

Así, a la heredera del músico se la ha visto posando en compañía del resto de sus medios hermanos, con quienes mantiene un buen trato. En redes suele compartir fotos junto a ellos y también recordar con gran cariño al patriarca clan.

Y es que la relación que tuvo Rosa Elvira con el cantante fue muy buena y estuvo cargada de amor, y él siempre la mantuvo presente al dedicarle hermosas canciones de su composición. Después de su muerte, ella participó en la elaboración del guion de la bionovela “Diomedes, El Cacique de la Junta”.

Así luce hoy Rosa Elvira

En una entrevista que concedió en años anteriores, Rosa Elvira reveló que el intérprete de “La suerte está echada” siempre fue muy detallista con ella y, a pesar de que el amor entre él y su madre nunca fue muy bien visto, todos lograron hacerle un espacio “a la mayor de esta familia tan bonita”, como decía el propio Diomedes Díaz.

Tal parece que con el paso del tiempo notaron que de su padre habría heredado no solo la sonrisa y grandes rasgos físicos, sino el corazón noble y el temple que a él tanto lo caracterizaban. Sin dudas, es su vivo retrato.

Otras Noticias