GREGORIO PERNÍA

Una a una: conoce las hermosas novias que tuvo Gregorio Pernía antes de casarse con Érika Rodríguez

El actor tuvo varias relaciones que no funcionaron.
lunes, 4 de octubre de 2021 · 11:34

Antes de casarse y formar una familia junto a su actual esposa, Érika Rodríguez, Gregorio Pernía tenía fama de “picaflor”. Y, a juzgar por las novias que tuvo en años anteriores a su matrimonio, se puede decir que siempre ha tenido muy buen gusto para elegir sus compañeras sentimentales.

En primer lugar está Tania Robledo, la también actriz que conoció mientras daba sus primeros pasos en el mundo de la actuación y ella le daba vida a Natalia Franco en “Padres e hijos”, la serie que catapultó a la fama a Lina Tejeiro.

El romance, que nació a mediados de la década del ‘90 en el set de la producción de Roberto Reyes, duró un par de años y, luego de que llegó a su fin, el amor se convirtió en un cariño que mantienen hasta el sol de hoy.

Tania Robledo fue pareja del actor por un par de años

Después de esto, el participante de “MasterChef Celebrity” se enamoró perdidamente de Andrea Guzmán. Los mejores amigos decidieron darse una oportunidad, pero todo terminó cuando él empezó a grabar “Pedro el escamoso”, donde conoció a su siguiente pareja, Marcela Mar.

Según antiguas entrevistas, esto causó un gran disgusto en Guzmán, quien incluso recordó que las dos llegaron a pelearse por este motivo, aunque posteriormente todo quedó en buenos términos.

Andrea Guzmán también fue novia de Gregorio Pernía

Si bien su participación en la novela protagonizada por Miguel Varoni fue la que dio pie a que iniciaran una relación, lo cierto es que Mar y Gregorio Pernía se habrían conocido en el rodaje de “Tres hombres, tres mujeres”.

Marcela Mar estuvo casada con el actor y fruto de esa relación nació Emiliano

El amor que se tuvieron fue tanto, que se casaron e hicieron vida como pareja por seis largos años. En ese tiempo lograron conformar una familia tras la llegada de Emiliano, el hijo de ambos que actualmente tiene 21 años.

Sobre la ruptura del vínculo sentimental, la actriz ha comentado que se debió a que cada uno creció “por un camino diferente” cuando se encontraban juntos, y por ello tomaron la sabia decisión de no forzar las cosas.

Gregorio Pernía junto a su esposa y sus dos hijos, Luna y Valentino

Por suerte, estos fracasos no hicieron que el histrión se diera por vencido en el amor, y parece que finalmente le llegó su final feliz de la mano de Érika Rodríguez. A pesar de la diferencia de edad, contrajeron matrimonio en el 2007 y son padres de dos retoños: Luna, de 16 años, y Valentino de 9.

Otras Noticias