Yo soy Betty, la fea

"Trágame tierra": el terrible momento que vivió Jorge Enrique Abello, de "Yo soy Betty, la fea"

Le jugó en contra la fama.
jueves, 21 de octubre de 2021 · 13:49

La telenovela “Yo soy Betty, la fea” es uno de los mayores éxitos de la televisión nacional. La producción traspasó las fronteras y llegó a todos los mercados, incluso tuvo incontables remakes en varios idiomas, pero no quedan dudas de que la mejor versión fue la original. Esto se debió, en gran parte, a los actores que la protagonizaron y es imposible olvidar a Jorge Enrique Abello en su papel de don Armando Mendoza. Aunque para él, lo inolvidable es la terrible vergüenza que sufrió en la mayor época de fama de la tira.

La telenovela se estrenó el 25 de octubre de 1999.

La estrella de la novela creada por Fernando Gaitán trabajó mucho a lo largo de su carrera e incluso luego de darle vida a un personaje tan icónico, encontró otros éxitos con los que crecer. Aunque no caben dudas de que su mejor papel fue el de Armando. Muy activo en redes sociales, Jorge Enrique suele compartir muchos recuerdos sobre su tiempo en la piel del duro empresario, aunque no todos fueron momentos agradables.

El año pasado la telenovela volvió a estar en boca de todos, aunque lo cierto es que “Yo soy Betty, la fea” siempre está presente en el inconsciente colectivo. Pero esta publicación TBT de Jorge Enrique Abello quedó grabada para los fanáticos, que no pueden dejar de nombrarlo. Se trataba del video de una entrevista que había hecho durante la época de emisión de la ficción en donde compartió el momento más vergonzoso de su vida y cómo eso fue culpa de su fama como Armando

En medio de un transbordo que tuvo que hacer en el aeropuerto de Guayaquil, el actor de “Yo soy Betty, la fea" se encontró con decenas de fanáticas, las mismas trabajadoras del aeropuerto, que dejaron sus tareas para saludarlo y pedirle autógrafos. Luego de hacer eso, decidió abordar.

Era el último que quedaba para subir por las escaleras. Las azafatas me decían: ‘Ya, suba’. En ese momento los controladores eran mujeres y se fueron todas a pedirme un autógrafo. Entonces, me quedé en la escalerilla firmando hasta que llegó el supervisor y dijo: ‘Tengo cuatro vuelos parados, porque nadie está haciendo las señales’”, recordó el actor de “Yo soy Betty, la fea”. “Yo le dije: ‘No, nada; chao, el último’, y empecé a subir. Pero decidí voltearme, todo ‘hasta luego chicas’, y me caigo. Cuando me levanto, las azafatas estaban ahogadas de la risa; los aviones, todos en la pista parados. Yo decía: ‘¡Dios mío, trágame tierra!’”, recordó en la graciosa entrevista.

Otras Noticias