YEISON JIMÉNEZ

Yeison Jiménez pone a prueba su habilidad para los negocios con estos ventajosos emprendimientos

No tienen ninguna relación con la música.
lunes, 11 de octubre de 2021 · 16:57

Con millones de oyentes en las diferentes plataformas de música, el cantante Yeison Jiménez ha conseguido consolidar su carrera en la industria y posicionarse entre los referentes del género popular de Colombia. 

Sin embargo, el talento vocal no es el único que le ha permitido al intérprete de "Ni tengo ni necesito" alcanzar una comentada fortuna y darse múltiples lujos, según ha dado a entender con sus declaraciones a los medios y sus publicaciones en las redes sociales. 

Pues, desde hace tiempo, el nuevo jurado del programa de entretenimiento "Yo me llamo" ha puesto en práctica sus habilidades para los negocios, y posiblemente asesorado por expertos ha dado forma a dos rentables emprendimientos. 

El primero de ellos es el criadero de caballos conocido como "La Cumbre YJ", en el cual Yeison volcó su pasión por los caballos. El establecimiento está ubicado en El Poblado, Antioquia y cuenta con 23 equinos aproximadamente.

La segunda iniciativa de Jiménez surgió durante el cierre total que provocó la pandemia de coronavirus y está asociada al primero. Se trata de una marca de accesorios, gorras y cangureras, con la que se habría reinventado y le estaría yendo muy bien. 

“Hoy en día, es una de las cosas que más ingresos me genera. Hemos vendido hasta cuatro veces lo que hay en bodega”, contó el artista durante una entrevista con el programa del Canal 1 "Lo sé todo".

Allí, el famoso de 30 años también filtró que cuando inició con la confección de las gorras lo hizo porque a la gente le gustaban, pero al parecer no habían imaginado la dimensión de la oportunidad que tenían entre manos, y que por estos días analizan transformar en algo aún mayor, una línea de prendas completas. 

Me encantaría, de hecho, yo sueño con un almacén, pero no es fácil. Pagar el arriendo de un local, todo es incierto”, afirmó Yeison Jiménez cuando le preguntaron sobre el futuro de su proyecto de marca, el cual en algún momento podría complementarse con una empresa social que le gustaría crear para ayudar a jóvenes sin experiencia, madres cabeza de familia y otras personas en condiciones de vulnerabilidad.