REINA SOFIA

El único apoyo de la Reina Sofía en su soledad y un dramático pasado

Una compañía feminista y progresista.
jueves, 27 de agosto de 2020 · 04:40

Luego de los escándalos en la familia Real, un verano totalmente diferente al esperado, la vida de la Reina Sofía ha quedado a la deriva, pues al parecer nadie cuenta con ella en Mallorca.

Sin embargo, hay una prima tercera de la esposa de Juan Carlos I que no la ha abandonado en estos difíciles momentos, al contrario, se ha convertido en su escudera fiel. 

Reina Sofía

Tatiana Radziwill es la prima de la Reina Emérita y ha puesto una increíble fortuna a su disposición; quiere ayudarla, como ha hecho siempre, ya que desde su nacimiento las ha unido la desgracia, pero aún más interesante, su pasado.

Más allá de su familiaridad, la madre del Rey Felipe siempre fue buena amiga de esa misteriosa mujer francesa de pelo blanco, con estudios superiores, feminista, progresista y millonaria, con una historia que pocos conocen.

Reina Sofía y su prima Tatiana

La abuela de Tatiana fue María Bonaparte, descendiente de un hermano del emperador, una de las mujeres con más fortuna de su época, poseedora de los casinos más importantes de Europa, fue paciente de Freud y más tarde ella fue psicoanalista; María Bonaparte se casó con Jorge de Grecia, tío abuelo de la reina Sofía, y mantuvo a la familia real griega en toda circunstancia, incluyendo la pobreza.

Tatiana es un año mayor que Sofía y siendo muy niñas, las dos padecieron juntas el exilio, muy precario ya que su abuela tenía las cuentas de los casinos embargadas por la guerra; situación que acrecentó una amistad inquebrantable entre las dos primas, pero estuvo a punto de romperse cuando las dos se enamoraron del príncipe Harald de Noruega, quien finalmente no fue para ninguna de las dos.

Reina Sofía, su hermana Irene y su prima Tatiana

La primera en enterarse que Sofía se iba a casar con Juan Carlos fue Tatiana, su dama de honor, quien cinco años después, conoció en la universidad a un médico cardiólogo y se casó con él: Jean Fruchaud. Desde los primeros veranos, fue invitada fija en Marivent y le ha ofrecido su inmensa fortuna y su elegante casa familiar en París, donde la Reina se ha refugiado varias veces. 

Como era de esperarse, actualmente Doña Sofía ha reducido sus expresiones a la prensa y minimizado sus paseos, pero cuando sale, lo hace con Tatiana, que camina siempre un par de pasos por detrás de su prima y la acompaña fielmente.

Otras Noticias