ENTREVISTA MINUTO COLOMBIA

Pro Archipiélago, la organización que busca el progreso y desarrollo de San Andrés y Providencia

En entrevista para Minuto Colombia, su director, Erlid Arroyo, nos habló de los avances en su gestión.
martes, 24 de agosto de 2021 · 13:51

La fundación Pro Archipiélago, con 11 meses de fundada, es una organización que nació a raíz del cese de actividades turísticas y económicas en el archipiélago de San Andrés. Tiene como misión incidir en la generación del desarrollo social y económico sostenible en la isla para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, como explica Erlid Arroyo, su director, en entrevista para Minuto Colombia.

Aunque tenían claro su propósito y querían ayudar a la comunidad, la llegada del huracán Iota, que destruyó el 98% de la infraestructura de Providencia y gran parte de San Andrés, volcó su atención sobre la situación y desde entonces la fundación, que tomó un sentido más humanitario, ha estado brindándoles apoyo a los damnificados.

Erlid Arroyo, director Pro Archipiélago

Como islas oceánicas, San Andrés, Providencia y Santa Catalina siempre han estado alejadas de la Colombia continental, lo que con el tiempo ha generado importantes necesidades en la zona, las cuales se incrementaron con la pandemia ya que se suspendió el turismo y luego, con el fenómeno natural, terminó de empeorar la situación, pues toda la economía se frenó, lo que a su vez aumentó los niveles de delincuencia, desempleo y pobreza en la región.

Desde su creación, la fundación ha logrado realizar importantes gestiones entre el Gobierno y el sector privado, interviniendo por ejemplo para que se diera prioridad en la vacunación masiva a la isla y así reactivar la economía, por lo que cuando llegó el huracán, y gracias a su labor, autoridades y empresarios vieron que Pro Archipiélago podía ser ese intermediario para acercar los recursos y ayudas a los damnificados, convirtiéndose en un actor fundamental de este proceso.

Es por ello que, uniendo esfuerzos con empresas y otras organizaciones, se aliaron y establecieron dentro de sus líneas de trabajo la ayuda humanitaria para asistir a los providencianos, recibiendo recursos y recolectando más de 670 toneladas en ayudas como agua, cobijas, plantas eléctricas, medicinas, herramientas, respiradores, entre muchos otros artículos necesarios para las familias. También entregaron elementos de bioseguridad e implementos para personas con discapacidad, contando con el apoyo de entidades internacionales como el gobierno de los Emiratos Árabes.

A través de la gran alianza que conformaron con otras 22 organizaciones, crearon su proyecto BBT (Back Better Together), que según Arroyo significa “cómo juntos pueden mirar lo que pasó y mejorar hacia el futuro”. Con este programa se creó una bolsa en común para realizar acciones en conjunto trazando, además de lo humanitario, otras líneas de trabajo como infraestructura social comunitaria, donde de la mano de Antioquia Presente entregarán dos centros comunitarios para que sean espacios seguros para el uso de la comunidad durante una emergencia y además para que realicen actividades culturales.

La fundación volcó sus esfuerzos en ayudar a los damnificados del Iota

También trabajan en la dotación de posadas nativas, las cuales contribuirán en la reactivación económica de la isla. Una vez el Gobierno reconstruye las posadas Pro Archipiélago y las demás fundaciones con las que trabajan, se encargan de dotarlas para ponerlas en operación. Otra línea son los proyectos productivos y capital semilla, con el que buscan llegar a personas que antes del huracán tenían programas de negocios, ayudándolos en su reconstrucción y reactivación.

Además han implementado permanentemente un servicio de atención psicosocial conformado por un equipo en territorio con psicólogos, trabajadores sociales y otros expertos que atienden a los damnificados, lo que les ha permitido conocer de primera mano cuáles son sus necesidades y establecer un diagnóstico para trazar sus demás líneas de trabajo.

A través de estos proyectos han obtenido avances significativos, dotando 9 posadas, impactando 20 proyectos productivos, entre otros importantes logros, pero su gestión depende también de las de los progresos de la reconstrucción que está a cargo del Gobierno. El mayor desafío en todo este proceso ha sido precisamente ese, los retrasos de la reconstrucción, no obstante, Arroyo le manifestó a este diario que hay adelantos en la materia, entre ellos, el restablecimiento del fluido eléctrico, que considera se realizó en tiempo récord, al igual que la limpieza de la isla, incluso señala que ya hay más de 500 viviendas reparadas.

El punto sobre el que reconoce que hay serios retrasos, es en las viviendas nuevas, sobre lo cual además hay un profundo debate, ya que aunque muchas familias se han beneficiado, otras siguen pasando necesidades, pues el presidente Iván Duque prometió reconstruir la isla en 100 días generando unas expectativas que no se cumplieron, ya que no se tuvieron en cuenta las particularidades del territorio. Otro aspecto fundamental en este proceso ha sido el valor étnico y cultural de los raizales, quienes han exigido que se respeten sus tradiciones y costumbres generando también retrasos en la ejecución de las obras.

Trabajan de la mano de la comunidad

A través de su gestión, Pro Archipiélago busca dar apoyo en la reactivación del turismo, una vez sea reconstruida la isla, ya que en Providencia por los retrasos de las obras se encuentran suspendidas estas actividades. No obstante, como su labor abarca todo el archipiélago sobre esta área han logrado trabajar en San Andrés, incidiendo primero en la vacunación masiva, luego, en el establecimiento de normas para trabajar en la reactivación de manera segura y ahora vienen adelantando conversaciones con el Condado de Miami para firmar un convenio que haga a estas ciudades hermanas, y así desarrollar acciones encaminadas hacia la educación, el deporte, la cultura y lo social.

También están promoviendo un encuentro de la Red Pro, donde participan varias regiones del país, y buscarán otro tipo de estrategias encaminadas a continuar reactivando el turismo en el archipiélago, ya que esta es su principal actividad económica y de donde se desprende toda una cadena de valor.

Brindan atención psicosocial a los pobladores

Además, vienen gestionando la apertura de rutas internacionales con San Andrés como Miami, Panamá, San José entre otros lugares, proceso que esperan inicie en diciembre, lo que dará un gran impulso a la región y para lo cual también se necesita intervenir el aeropuerto y otros sitios turísticos para atender la alta demanda de turistas que se espera recibir.

Pero lo más importante es que Pro Archipiélago busca que el turismo sea sostenible aprovechando y respetando los recursos naturales, lo que a su vez generará mayores ingresos para los isleños, pues si se mantiene un turismo depredador y agresivo, su riqueza natural tarde o temprano desaparecerá.

Mejorar la calidad de vida de la comunidad es lo que los motiva

Entre tanto, lo primordial continúa siendo, por un lado, la reconstrucción de Providencia para que luego se reactive su economía y, por el otro, para San Andrés, seguir trabajando en combatir la pobreza, el desempleo y la inseguridad, labor que la fundación continuará apoyando permanentemente enfocándose en su objetivo: el desarrollo social y económico sostenible del archipiélago, teniendo el gran reto de convertirse en la organización de referencia para el progreso de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, haciendo siempre las cosas bien y en pro de la comunidad.

Otras Noticias