ENTREVISTA MINUTO COLOMBIA

Antioquia Presente, la organización que trabaja por y para las comunidades en desastres naturales

La entidad ha estado acompañando a los damnificados del huracán Iota en Providencia.
miércoles, 18 de agosto de 2021 · 13:49

Antioquia Presente nació en el año 1983, en el marco del terremoto de Popayán, para acompañar a los damnificados de desastres naturales, creando una organización que desde entonces se ha ganado la confianza de los ciudadanos, autoridades, empresas y la sociedad en general.

Uniendo esfuerzos y trabajando de la mano de la comunidad, han podido brindar un acompañamiento social, ambiental y económico en los territorios en los que ocurren emergencias ambientales para, como menciona para este diario Nicolás Ordóñez, director ejecutivo de la entidad, transformar y restablecer las condiciones de vida de estas poblaciones. Además, gracias a la experiencia adquirida ahora acompañan a las empresas que necesitan hacer gestión socioambiental en los territorios que intervienen en el desarrollo de sus actividades.

Nicolás Ordoñez, director Ejecutivo de Antioquia Presente. Foto: cortesía Antioquia Presente

Durante estos más de 30 años de trayectoria han entendido la necesidad de trabajar en el tema de gestión del riesgo para  crear pedagogía en las comunidades, ya que al conocer los riesgos que tiene cada territorio se pueden evitar desastres naturales y dar una mejor respuesta cuando estos se presentan.

Cuando una emergencia de este tipo ocurre, Antioquia Presente se encarga de acompañar a los damnificados diseñando una intervención que tiene en cuenta las características y necesidades de la población, lo que a su vez complementa las labores que realiza el Gobierno para mayor beneficio de los territorios y sus habitantes, ya que las personas siempre han sido su prioridad.

Han intervenido poblaciones como Dabeiba y Mocoa

La organización evalúa qué tipo de fenómeno ocurre en la población, qué pasó y, a partir de ello, establecen qué tipo de intervención harán, financiándose con el apoyo de la empresa privada, ya sea a través de donaciones, campañas que abren para dar asistencia en este tipo de calamidades, así como por la intención del mismo sector privado que los convoca, para que a través de la fundación, se han entregados sus recursos en determinados proyectos.

Además de apoyar emergencias a nivel nacional, también han participado a nivel internacional en los desastres de Chile, Ecuador y Haití donde lograron reconstruir un barrio entero tras el terremoto del año 2010. Así mismo, con el apoyo de 5 universidades de Colombia, Haití, Chile, Canadá y Cuba trabajan en intervenciones sobre adaptaciones al cambio climático en cada uno de estos territorios, siendo el proyecto más grande de este tipo que se desarrolla en Latinoamérica.

Particularmente en Colombia han apoyado diferentes emergencias, por lo que cuando el huracán Iota devastó Providencia de inmediato se desplazaron hasta la isla para dar asistencia a las más de 6.000 familias que se vieron afectadas. A su llegada a la población, encontraron un territorio totalmente destruido, sin servicios públicos y hospital, pudieron ver que las casas habían quedado completamente colapsadas y, según cuenta Nicolás a este diario, en su recorrido inicial solo vio 5 viviendas con techo, las demás necesitaban repararse o construirse desde cero.

Como siempre hacen a través de su gestión, tras su arribo realizaron un diagnostico para identificar las necesidades de la población y determinar cómo podían ayudar. Con ello, se pudieron dar cuenta que la isla había sido dividida en nueve zonas, incluyendo Santa Catalina, donde los pobladores tenía serias afectaciones psicológicas, debido a que además del trauma del huracán, la zona podía inundarse en cualquier momento por el fuerte oleaje. Desde ese momento empezaron a buscar recursos y se unieron con otras organizaciones como Pro Archipiélago, quien se convirtió en su principal aliado.

Desde el inicio de la emergencia hicieron presencia en la zona. Foto: cortesía Antioquia Presente

 

Con la información recolectada, también lograron comprender que el territorio tiene unas necesidades físicas, climáticas y culturales muy particulares que debían que ser tenidas en cuenta para poder brindar las ayudas y, que desde ese momento, evidenciaban que su reconstrucción sería mucho más compleja, por lo que para Nicolás haber prometido que las obras se realizarían en 100 días fue una propuesta del presidente Iván Duque que generó muchas expectativas, lo que hoy le ha costado críticas al Gobierno.

Pese a ello, el director de Antioquia Presente reconoce y valora la labor e intervención hecha hasta ahora por el Estado, ya que una vez se terminen las obras, el archipiélago quedará mucho mejor que antes, pues el Gobierno ha movilizado miles de ayudas para atender a las familias y entregarles unas mejores casas, lo que ha sido apoyado por diferentes organizaciones como la suya.

La entidad ha trabajado de la mano de la comunidad permanentemente. Foto: cortesía Antioquia Presente

Para comprender la causa de los retrasos, además hay que tener en cuenta que cualquier desastre de este tipo requiere mínimo de 2 años para su recuperación, y que todo proyecto es complejo. Esto sumado a las características físicas de Providencia y las peticiones que hizo la cultura raizal, han hecho que el proceso de reconstrucción se retrase.

Sobre la gestión realizada por Antioquia Presente, tras casi un año del paso del huracán, la organización tuvo en cuenta las necesidades de la comunidad pero, sobre todo, respetó su cultura y tradiciones, implementando cinco líneas de trabajo: entrega de ayudas humanitarias, atención psicológica, dotación de posadas nativas, apoyo a proyectos productivos y construcción de centros comunitarios.

Le proveen dotaciones a pequeños negocios. Foto: cortesía Antioquia Presente

A través de este esquema, lograron entregar cientos de toneladas en ayudas humanitarias como alimentos, frazadas, carpas, agua potable, kits de aseo, entre otros. Este proceso contó con el apoyo de otras organizaciones y de la empresa privada. Adicionalmente, la fundación ha brindado desde el primer día apoyo psicosocial a los damnificados, no solo para ayudarlos a superar y enfrentar la situación, también porque muchas familias se desintegraron ante la emergencia, pues muchos de sus pobladores se tuvieron que trasladar a otras zonas del país mientras la isla es reconstruida, lo que hace que la situación sea más difícil a nivel psicológico y emocional.

En relación a la dotación de posadas nativas, actualmente han proveído 8 de las 49 que quieren intervenir, sin embargo primero deben esperar a que el Gobierno por medio de Fontur las reconstruya para entregarles los implementos. Cabe recordar que este tipo de posadas mantiene las características raízales tan propias de la población.

Trabajan por restablecer las condiciones económicas de la población. Foto: cortesía Antioquia Presente

Bajo la línea de proyectos productivos, donde trabajan por el restablecimiento de las condiciones económicas de estos pequeños comerciantes, intervendrán 160 negocios brindándoles dotación y capacitación.  Así mismo, junto con Pro Archipiélago trabajan en la construcción de dos centros comunitarios, los cuales les servirán a la comunidad para diferentes actividades y protegerse de los huracanes en el futuro, beneficiando a todos sus habitantes.

Respecto a la gestión del Gobierno, Antioquia Presente asegura que hay un avance del 35% en el restablecimiento de las condiciones en la población, ya que se han entregado unas 650 casas reparadas, el sistema eléctrico, y además se realizó la recolección de escombros en donde se removieron más de 40.000 toneladas de basura, entre otros importantes proyectos.

Trabajan en pro del bienestar de la comunidad. Foto: cortesía Antioquia Presente

Aunque con ello se han beneficiado muchas familias, otras todavía están pasando necesidades, "hoy las personas siguen sufriendo" dice Nicolás para Minuto Colombia, por lo que están redoblando sus esfuerzos para agilizar los procesos, respetando los tiempos que esto conlleva, y así continuar apoyando la reconstrucción desde sus líneas de acción, sin dejar de dar asistencia a los damnificados.

Además de seguir trabajando en la isla, Antioquia Presente busca permanecer del lado de la comunidad y se prepara para apostarle a la gestión del riesgo para reducir y prevenir los desastres naturales, especialmente ahora que con las repercusiones del cambio climático todas las poblaciones están más expuestas a ello, por lo que la entidad insiste en que hay que estar preparados reconociendo los riesgos y previniéndolos, trabajando unidos en pro de un mismo objetivo, sin dejar de lado su prioridad, el bienestar del ser humano.

Otras Noticias