RISARALDA

En Risaralda se dispararon las solicitudes para acceder a la eutanasia en pacientes no terminales

Las dos primeras se practicaron hace una semana.
lunes, 17 de enero de 2022 · 13:24

Preocupadas están las autoridades de Risaralda ante el incremento de solicitudes de pacientes no terminales para acceder a la eutanasia, quienes aseguran presentar problemas económicos y de salud mental.

Según los profesionales de la salud del departamento, solo las consultas psicológicas a causa de enfermedades como la depresión y la ansiedad se han disparado en un 150 % a causa de la pandemia.

La depresión es la principal causa de suicidio en el mundo.

En este sentido, los casos de depresión y los problemas económicos parecen ser razón suficiente para los ciudadanos que le solicitan al Gobierno se les autorice la muerte asistida. No obstante, aunque la eutanasia ya se practica en pacientes no terminales, estos deben cumplir con otros criterios para que se autorice este procedimiento.

Entre ellos, padecer de alguna enfermedad no terminal que pueda provocar gran dolor físico o que no tenga tratamiento para su curación, sin embargo el Ministerio de Salud señala que la decisión de la Corte Constitucional sobre practicar la muerte asistida aún no es muy clara.

Un comité médico evalúa cada caso.

Para el caso de las personas que han solicitado se les practique la eutanasia, aunque su requerimiento fue enviado al Ministerio de Salud como corresponde, el Secretario de Salud del departamento, Javier Darío Marulanda, expresó que se le deben brindar alternativas a los pacientes, ya que la muerte asistida no debe ser la salida.

“No podemos llegar a ese extremo o tendremos una eutanasia masiva por estos problemas; estamos revisando muy bien el por qué la desesperanza, para poder desde aquí generar un apoyo”, indicó, por lo que lo más importante es brindarle un tratamiento adecuado a estas personas.

Martha Sepúlveda fue la primera mujer en recibir la eutanasia.

Cabe recordar, que a Víctor Escobar y Martha Sepulveda, ambos pacientes no terminales, la semana pasada se les practicó la muerte asistida después de una larga batalla jurídica y de enfrentarse a enfermedades sin cura que los limitaban y les hicieron sentir mucho dolor durante sus últimos años de vida.

Otras Noticias