EUTANASIA

Histórico: Víctor Escobar y Martha Sepúlveda fallecieron por eutanasia este fin de semana

Los ciudadanos son los primeros en recibir el procedimiento de muerte asistida en el país.
lunes, 10 de enero de 2022 · 10:26

Luego de una ardua batalla legal y médica, Víctor Escobar se convirtió en el primer colombiano en recibir la eutanasia en el país, sin ser un paciente no terminal. Incluso Escobar es el primer ciudadano de Latinoamérica al que se le practicó la muerte asistida bajo estos parámetros.

Aunque en Colombia la eutanasia fue despenalizada desde el año 1997 y comenzada a practicar en el 2015, solo hasta el 2021 la Corte Constitucional permitió que se practicara en pacientes no terminales, pero con enfermedades incurables. En el caso de Víctor, este padecía 17 patologías diferentes entre las que estaban epoc, hemiparesia, diabetes e hipertensión, que habían hecho de su vida una tortura.

Víctor sufrió un accidente hace más de 20 años que lo dejó con graves secuelas.

Si bien este tipo de procedimientos son muy polemizados y cuestionados en el país, este viernes 7 de enero recibió una muerte digna en la ciudad de Cali y puso fin a su sufrimiento, marcando un hito en la historia del país.

En sus últimos minutos de vida, el colombiano estuvo al lado de sus familiares y solicitó que sus órganos funcionales fueran donados. Tras practicarle el procedimiento, como fue su deseo, Víctor falleció a las 9:20 pm del viernes.

Sus familiares lo acompañaron en el proceso.

Seguido de Escobar, Martha Sepúlveda, una habitante de Medellín, también logró recibir la muerte asistida, luego de un fallido intento, pues su EPS a última hora canceló el procedimiento que ya estaba programado.

Martha, quien también había emprendido una lucha jurídica, logró recibir la eutanasia en la mañana del sábado 8 de enero. La colombiana de 51 años padecía esclerosis lateral amiotrófica, lo que además de causarle profundo dolor la tenía limitada desde hace años.

A Martha le cancelaron el procedimiento en octubre.

El procedimiento lo practicó su IPS Incodol en Medellín, y estuvo acompañada por su hijo Federico, quien junto a su madre batalló esta gran lucha por recibir una muerte digna. Antes de su partida, Martha dejó una carta expresando su agradecimiento a todos lo que la apoyaron en este proceso.

“Le agradezco al señor juez por haber administrado justicia en forma diligente y por haber protegido mis derechos fundamentales vulnerados por la IPS Incodol. La reafirmación de mis derechos en este momento tan complejo de mi vida me llena de alegría y reafirma mi confianza en la justicia y los funcionarios que la hacen real y viva de cara a los ciudadanos”, expresó.

Otras Noticias