NECOCLÍ

Continúa el represamiento de migrantes en Necoclí

Las autoridades están preocupadas porque los servicios públicos no dan a basto.
jueves, 16 de septiembre de 2021 · 08:46

Desde julio se está viviendo una crítica situación humanitaria en Necoclí, en el Urabá antioqueño, debido a que en promedio llegan unos 1.500 migrantes diariamente, lo que ha desbordado la capacidad de los servicios públicos.

Según el reporte de las autoridades locales, el problema de represamiento se debe a que la cantidad de extranjeros que llega al municipio es superior a la que sale, ya que esta es una región de tránsito, pues los ciudadanos buscan trasladarse hacia Panamá para continuar su recorrido hacia Estados Unidos.

Los migrantes llegan principalmente de Haití y África

Aunque diariamente los migrantes son transportados en lanchas hacia el vecino país, la capacidad de este sistema de transporte es inferior, pues al día se movilizan entre 500 y 800 personas, cuando a la región llegan el doble.

Lo más preocupante es que los extranjeros se han instalado en las calles y playas, debido a que no solo se ha desbordado la capacidad hotelera, también porque les cobran tarifas excesivas por el hospedaje, lo que obliga a los ciudadanos a buscar resguardo en cualquier lugar.

Las autoridades han reportado una excesiva llegada de menores de edad

Esta situación tiene colapsado todo el municipio a nivel sanitario, de infraestructura y servicios públicos, pues solo en relación a las basuras se están produciendo 30 toneladas más de residuos, y la empresa de recolección ha manifestado que incrementará la tarifa un 50% más para garantizar la prestación del servicio.

Otra preocupación es que los migrantes no hacen uso de las mediadas de bioseguridad, en especial el uso del tapabocas y el distanciamiento social, que por el represamiento se hace imposible de mantener, por lo que a las autoridades les preocupa que haya un brote de coronavirus en cualquier momento.

Los extranjeros piden apoyo de las autoridades

En el municipio además escasean los medicamentos y el agua potable, y pese a que están tratando de implementar todo tipo de estrategias para garantizar los derechos de locales y visitantes, el fenómeno migratorio sobrepasa las capacidades de los mandatarios locales.

Por ello, desde el Gobierno nacional han manifestado que trabajarán de la mano de otros países que se han convertido en lugares de tránsito para atender la crisis, pues los migrantes al llegar a Colombia cruzan la frontera con Panamá para embarcarse por el paso terrestre más peligroso, el Tapón del Darien, en un recorrido de aproximadamente 5 días por la espesa selva.

Otras Noticias