NECOCLÍ

Inició el traslado de migrantes en Necoclí hacia la frontera con Panamá

Las autoridades acompañan y supervisan el proceso.
miércoles, 11 de agosto de 2021 · 09:58

Días difíciles se han vivido en Necoclí en las últimas semanas debido a que más de 10.000 migrantes han permanecido varados en esta zona del país por falta de transporte y el cobro excesivo en las tarifas de este.

Ante la gravedad de la situación y la emergencia sanitaria que esto desencadenó en el municipio, Migración, la Defensoría del Pueblo y la Gobernación de Antioquia han venido diseñando una serie de estrategias para dar atención a los extranjeros.

Entre ellas, se logró que los ciudadanos, la mayoría provenientes de Haití, Asia y África, empezaran a ser trasladados hacia el Chocó, donde cruzarán la frontera con Panamá para embarcarse a su destino final, Estados Unidos.

A los extranjeros les cobran hasta 300 dólares por el traslado marítimo

Según dio a conocer el gobernador de Antioquia, Luis Fernando Suárez, diariamente en las lachas se están despachando grupos con hasta 1.500 personas para evacuar la población que ahora permanece colapsada.

Sin embargo, esto no sería suficiente, ya que en gran parte del suroccidente colombiano también permanecen varados miles de extranjeros que en los próximos días llegarían a Necoclí y el Chocó para cruzar el Tapón del Darién, en un trayecto de aproximadamente cuatro días entre la espesa selva.

Actualmente Cali y el departamento de Nariño reportan una masiva presencia de migrantes; de hecho en la capital del Valle, la Secretaría de Bienestar Social ha estado entregando ayudas humanitarias a los haitianos que se han instalado en la terminal de transporte de la ciudad.

El Tapón del Darién es el paso ilegal más peligroso del continente

Sobre la situación, las autoridades locales han pedido apoyo del Gobierno, pues los expertos aseguran que seguirán llegando cada vez más extranjeros para tratar de cruzar la frontera colombo-panameña, ya que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que permitirá el acceso de los haitianos y los cobijará en su programa humanitario que los protege de la deportación.

Ante este anuncio y la aguda crisis social que se vive en Haití, sus ciudadanos dejan sus tierras, enceres y familias para tratar de llegar a Norteamérica, donde buscan un mejor futuro. El problema es que Colombia se está convirtiendo en el paso obligado para muchos de los extranjeros y el país no está en capacidad de dar atención a la llegada masiva de esta población, ya que los pasos fronterizos que cruzan no cuentan con regulación.

Esto no solo hace que la crisis migratoria se agudice, también le deja problemas socioeconómicos al territorio nacional y expone a los extranjeros a vulneraciones en sus derechos humanos, ya que muchos se terminan haciendo parte de trata de personas, son recluidos por grupos terroristas o simplemente fallecen tratando de cruzar la selva.

Otras Noticias