COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS - CIDH

La CIDH entregó 40 recomendaciones al Gobierno para garantizar la protección de los DDHH

En rueda de prensa la presidenta de la delegación dio detalles de su visita a Colombia
miércoles, 7 de julio de 2021 · 12:36

Con un vídeo con algunos de los desgarradores testimonios de las víctimas de la violencia en el paro nacional, la CIDH dio inicio desde Washington a la rueda de prensa en la que entregó detalles sobre los hallazgos en su visita al país el pasado mes de junio.

La presidenta de la delegación, la Comisionada Antonia Urrejola, hizo una breve relatoría sobre las principales violaciones a derechos humanos que la comisión pudo verificar en campo se han presentado en medio de la protesta social, la cual inició el pasado 28 de abril.

Durante su estancia en Colombia, la comitiva visitó Bogotá, Cali, Tuluá, Popayán y Buga entrevistando a más de 500 personas y recogiendo 302 testimonios, de las más de 2.000 solicitudes que recibió. También se reunió con representantes del Gobierno, defensores de derechos humanos, entidades estatales y los principales actores del conflicto.

La presidenta de la CIDH fue enfática en manifestar que condenan todo acto de violencia, especialmente la violación a derechos como la vida; también rechazó las afectaciones a terceros y a bienes públicos y privados durante el desarrollo de las protestas.

No obstante, Urrejola también hizo hincapié en que los ciudadanos que han alzado su voz de protesta lo han hecho debido a “la profunda inequidad y pobreza extrema” que hay en el país, donde además hay falta de acceso a derechos como la salud, el empleo y la educación, por lo que insta al Gobierno a escuchar a los manifestantes.

La CIDH destacó que durante el paro nacional el 89% de las movilizaciones se han desarrollado de manera pacífica con una participación masiva por parte de la ciudadanía. No obstante, también pudo verificar que en un 11% de las manifestaciones se desencadenaron hechos violentos por parte de la fuerza pública, enfatizando que hay “un clima de polarización” así como discursos estigmatizantes, y ha encontrado a estos como sumamente preocupantes cuando provienen de entidades públicas.

La delegación confirmó que hay un uso excesivo de la fuerza estatal

Dentro de las principales violaciones a derechos humanos la delegación destaca el uso desproporcionado de la fuerza, la violencia de género, violencia étnico racial, contra periodistas y misiones médicas, irregularidades en los traslados por protección, así como casos de homicidio.

La comisión señaló que durante la protesta ha habido un uso desmedido por parte de las fuerzas del estado, así como un uso desproporcionado de armas de fuego, confirmando que 54 personas han sido asesinadas y 1.113 civiles han sido víctimas de lesiones. También 84 personas han sufrido lesiones oculares y se tiene registro de 783 personas desaparecidas.

Sobre las irregularidades en las detenciones ilegales, las CIDH manifestó que se han cometido 7.020 y que durante estos procedimientos hay “tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

La delegación hará un seguimiento de las recomendaciones que entregó

También la delegación confirmó que los agentes del Estado han violentado a defensores de derechos humanos, misiones médicas y periodistas, irrespetando además el derecho a la libertad de prensa.

Así mismo, la presidenta manifestó su preocupación sobre los daños a terceros, bienes públicos y los incendios cometidos a instituciones del estado en Popayán y Tuluá. También se refirió sobre los bloqueos, asegurando que estos han provocado desabastecimiento en al menos 26 departamentos.

La comitiva expresó su solidaridad con las víctimas y sus familias y fue enfática en exigirle al Gobierno en que debe investigar y sancionar a los responsables de estos crímenes y, sobre todo, ayudar a las víctimas.

La CIDH destaca la importancia de su visita al país

Además de denunciar los casos de violencia, la comisión le entregó 40 recomendaciones al Gobierno para “promover y reforzar desde el más alto poder del estado” procesos de diálogo participativos e incluyentes para lograr resolver el conflicto.

Algunas de las recomendaciones fueron: respetar y garantizar el derecho a la protesta y la libertad de expresión; separar a la policía del Ministerio de Defensa, garantizar la vida y seguridad de todas las personas que testificaron ante la comisión, además de rendir cuentas sobre las violaciones a derechos humanos a manos de la fuerza pública.

La comisión además advierte que el país podría tener serias dificultades en el futuro si desde ya no hay una intervención del Estado que dé respuesta a las necesidades del pueblo colombiano, por lo que insta al diálogo y al respeto de los derechos humanos. Además, la delegación ha expresado que instalará un mecanismo especial de seguimiento a estas recomendaciones y al diálogo con los actores de la protesta social.

Otras Noticias