VACUNAS

En Colombia cada día más ciudadanos tienen miedo de vacunarse

La problemática podría hacer que los contagios no paren de crecer.
lunes, 19 de julio de 2021 · 13:01

Pese al esfuerzo de las autoridades por tratar de proteger a toda la población contra el coronavirus, lo que ha implicado altos costos para el Gobierno y una labor titánica de las administraciones locales y los vacunadores, en el país cada día es más frecuente escuchar que hay personas que no se quieren inmunizar.

Si bien esta es una decisión voluntaria, recibir el biológico parece ser hasta ahora la única forma segura de evitar olas masivas de contagios por coronavirus y, por ende, miles de muertes.

Sin embargo, tanto en Colombia como en el mundo han crecido muchos mitos en torno a la vacunación, especulando desde que el virus es un invento hasta que las vacunas les incrustan un microchip a las personas para luego ser controladas por el Estado.

Todas las vacunas son seguras y efectivas

También existe cierto grado de desconfianza sobre su efectividad, debido a que las vacunas han sido producidas en tiempos muy cortos y todavía no hay suficiente evidencia científica sobre los efectos secundarios que podrían provocar a largo plazo.

Esto, sumado a un tema publicitario por el que algunos prefieren promocionar la inyección de una farmacéutica en particular, ha generado mucha incertidumbre entre la ciudadanía y al final optan por no inmunizarse.

Incluso en varias regiones del país, las autoridades locales ya han denunciado que se ha disminuido el flujo de vacunación debido a que la gente simplemente no está acudiendo a recibir la inyección. Según datos del Ministerio de Salud 3,9 millones de colombianos mayores de 50 años aún no han ido a vacunarse.

Las vacunas son respaldadas con evidencia científica

El problema de esta situación, más allá de que los esfuerzos de las autoridades por proteger a la población podrían ser en vano si la gente se niega en recibir la vacuna, está en que sin inmunización la pandemia se seguirá expandiendo, más ante la evidencia de cepas que son mucho más infecciosas.

Esto implicaría no solo que el plan nacional de vacunación se viera truncado, también serían necesarias nuevas medidas restrictivas para evitar los casos masivos, pues por más de que se amplíe la red hospitalaria, cuando se presentan picos, estos no dan abasto.

A su vez esto seguiría trayendo repercusiones muy negativas para el sector productivo y la economía en general, por lo que vacunarse no se trata solo de conseguir la inmunidad contra el virus, también de reactivar el turismo, el comercio y todos los sectores y, sobre todo, de salvar vidas, pues muchos de los que han muerto en los hospitales hubiesen tenido más probabilidades de vivir si hubieran estado vacunados.

Otras Noticias