INFORME ESPECIAL

La pandemia obligó a que el Estado pusiera su atención sobre los colegios oficiales

En todas las instituciones ha sido necesario realizar adecuaciones para garantizar las medidas de bioseguridad.
miércoles, 14 de julio de 2021 · 13:27

Para nadie es un secreto que por años el sector educativo ha sido uno de los más olvidados por el Estado. Si bien año a año se destinan importantes recursos, estos poco se ven en materia de infraestructura en los colegios oficiales, aspecto sobre el cual el Ministerio de Educación tuvo que poner especial atención con la llegada de la pandemia.

Desde antes de la emergencia sanitaria, tanto maestros como rectores, incluso el mismo Fecode, le ha exigido al Gobierno recursos para invertir en adecuaciones estrictamente necesarias en las instituciones, pues, para solo mencionar algunos ejemplos, escuelas con más de 1.000 estudiantes cuentan con comedores con capacidad para la mitad o menos; así mismo hay escuelas con más de 400 alumnos con una sola instalación de baterías sanitarias, e incluso en muchos colegios ni siquiera existe agua potable.

Si bien esta situación se ha visto presente en todas las regiones del país, incluyendo las grandes ciudades, las zonas rurales han sido por mucho las más afectadas y olvidadas, pues se han conocido muchos casos de niños que estudian en salones improvisados, sin electricidad o sin siquiera contar con las condiciones mínimas necesarias para su aprendizaje.

Institución Educativa Verdín en zona rural de Santander

Lamentablemente, en muchas escuelas la infraestructura incluso se cae, o cuando llueve se inundan, ya que el descuido y la falta de atención por parte de las autoridades competentes se ven año a año, y se ha convertido en una lucha de maestros y rectores con cada nueva administración municipal.

Si bien, este problema no se ha solucionado por completo y aún muchas instituciones denuncian no contar con las adecuaciones de infraestructura necesarias para el regreso a clases, la pandemia obligó de algún modo a que el Ministerio de Educación realmente destinara recursos para mejorar las condiciones en un gran porcentaje de los colegios oficiales.

Según manifestó recientemente la ministra de Educación, María Victoria Angulo, solo el 15% de los colegios oficiales a nivel nacional aún no estarían listos para recibir a los estudiantes en las aulas, ya que no se habrían terminado de realizar las adecuaciones necesarias, obras que, según ella, serían terminadas en las próximas semanas.

Se han intervenido colegios de varias zonas del país

De acuerdo con un comunicado de prensa publicado por el Mineducación en mayo de este año, se habrían destinado $170 mil millones de pesos para intervenir en 557 colegios oficiales de áreas rurales, en los cuales se evidenciaba un deterioro físico. Con estos recursos se repararían comedores, las aulas y otros espacios para que fuera seguro recibir a los estudiantes.

No obstante, las entidades territoriales debían postular a las instituciones que requirieran estas reparaciones para salir favorecidas. Luego, el mismo ministerio dio a conocer que se habían logrado intervenir 300 colegios en zonas rurales de 23 departamentos del país, a los cuales aparentemente se les realizó un cambio drástico en materia de infraestructura.

Así mismo, de manera permanente, la entidad publica a través de sus redes sociales las obras que se han finalizado en todo el territorio nacional, destacando que en las escuelas de poblaciones como Chocó, Manizales, Antioquia, Cundinamarca, Bogotá, entre otras, ya se han garantizado todas las medidas de bioseguridad para recibir a los estudiantes.

En Zipaquirá unos 2.000 estudiantes ya volvieron a clases

Pero hay que tener en cuenta que no solo se requieren recursos para mejorar la infraestructura, también para garantizar los insumos en los protocolos de bioseguridad como jabón, gel, alcohol, entre otros implementos, para lo cual el Gobierno destinó 90 mil millones de pesos; no obstante Fecode señala que se necesitan unos 600 mil millones de pesos para garantizar este aspecto.

Cabe recordar que este año al ministerio se le otorgó el presupuesto más alto con 58,6 billones de pesos, de los cuales 146 mil millones de pesos serían destinados para la cofinanciación del Plan de Alimentación Escolar (PAE), así como para la construcción, mejoramiento y dotación de espacios de aprendizaje.

De estos recursos hasta ahora se habrían invertido unos $4 billones para construir 544 nuevos colegios y mejorar 663 más en áreas rurales, de los cuales ya se han entregado 300, beneficiando a unos 257 mil estudiantes. Además, el ministerio asegura que seguirán trabajando por garantizar las adecuaciones en todas las instituciones del país.

Todo este trabajo se ha venido realizando de manera mancomunada con las Secretarías de Educación departamental, quienes tienen la responsabilidad de vigilar que los colegios cumplan con todas las condiciones de bioseguridad para recibir a los estudiantes.

Si bien el ministerio notablemente ha hecho una importante inversión, las necesidades del sector siguen siendo muchas, pues aunque algunos colegios ya están listos para el regreso a clases, otros, en cambio, todavía siguen esperando a que el Gobierno les preste atención, pues, como han denunciado las mismas instituciones y Fecode, no todas las escuelas disponen de los recursos e insumos necesarios para garantizar la bioseguridad.

No todos los colegios tienen las condiciones para volver a clases

Otro de los factores a tener en cuenta es la virtualidad, para lo que también se requieren recursos e invertir en conectividad, pues según el informe más reciente del DANE, en las áreas rurales solo el 17% de los estudiantes cuentan con acceso a internet, mientras que en las ciudades solo el 43% contaría con este recurso y, mientras las clases se manejen bajo el método de alternancia, es un factor que se debe garantizar.

Lo cierto es que la pandemia ha mostrado muchos vacíos del sistema educativo, no solo en el aspecto físico como se ha hecho evidente, también en la poca atención que le ha prestado el Estado a las instituciones, ya que estas deberían contar permanentemente con todas las condiciones para el aprendizaje, pues, sabiendo que ya se han realizado obras de mejoramiento en muchas escuelas, a causa de que la emergencia sanitaria obligó al Gobierno a ello, y considerando que aún queda mucho por hacer, la pregunta que queda en el aire es ¿por qué ahora sí se pudo?

Otras Noticias