SANTA MARTA

La indisciplina social opacó la reapertura económica de Santa Marta

La ciudadanía no acató todas las medidas de bioseguridad.
martes, 8 de junio de 2021 · 10:23

La semana pasada, el Ministerio de Salud dio a conocer que este mes se daría inicio a la reapertura económica total en el país, donde ciudades como Santa Marta ya reactivaron establecimientos que permanecían cerrados a causa de la pandemia.

Algunos de estos negocios fueron bares, restaurantes y discotecas, donde durante su reapertura reinó la indisciplina social, pues aunque las autoridades han dejado en claro que se mantienen todas las medidas de bioseguridad, la ciudadanía las está descuidando.

Si bien no son todas las personas, en este momento donde el país atraviesa su momento más duro de la pandemia, cualquier descuido puede convertirse en un incremento en los casos de coronavirus, por lo que sigue siendo obligatorio hacer uso del tapabocas, además de mantener aforos reducidos.

Desde el pasado fin de semana, varios sectores dieron paso a la reactivación, especialmente establecimientos nocturnos, y pese a que representó un alivio para la economía, el descuido en las medidas de bioseguridad podría traducirse en las próximas semanas en un alto nivel de contagios en los hospitales de la ciudad.

Por ello, desde la alcaldía hacen un llamado a la responsabilidad social y el autocuidado, pues si la reactivación no viene acompañada de estas medidas, las consecuencias en materia de salud serán gravísimas.

Las playas funcionarán con aforos reducidos

“Por más esfuerzos que hagamos los empresarios y las autoridades para mantener zonas organizadas y seguras, sólo será posible si la gente es más cuidadosa y se comparte de acuerdo a la coyuntura que enfrentamos todavía en el mundo entero” señaló Diana Giraldo presidenta de la Corporación Centro Histórico.

Además de los establecimientos comerciales, las playas también han sido habilitadas, por lo que este plan de reactivación espera incentivar positivamente el empleo y el turismo. No obstante, habrá que tener mayor rigurosidad en las medidas de bioprotección para que ninguna actividad vuelva a ser clausurada.