CLAUDIA LÓPEZ

“La solución a un estallido social no es la fuerza ni la militarización”: Claudia López

La alcaldesa dijo que no redoblará el pie de fuerza en Bogotá.
martes, 1 de junio de 2021 · 10:23

Debido a los múltiples hechos de violencia y problemas de orden público que se han presentado en el marco de las manifestaciones, el presidente Iván Duque ordenó militarizar algunas ciudades como Cali, y aunque Bogotá no había sido incluida en este listado, la alcaldesa Claudia López señaló que no utilizaría este recurso.

De acuerdo con declaraciones hechas por la mandataria, lo que necesita el país son mesas de diálogo en las que puedan establecerse soluciones precisas y rápidas para salir de la crisis, teniendo muy en cuenta las necesidades que hoy reclaman los jóvenes en las calles.

La alcaldesa Claudia López no ve viable militarizar Bogotá

La solución a un estallido social no es la fuerza ni la militarización sino la generación de empleo, el reconocimiento de los graves abusos de DDHH para que no haya impunidad y un rescate social de la pobreza. Bogotá va a perseverar en la concertación y las soluciones de fondo.

Según la alcaldesa, el presidente Iván Duque no se ha comunicado con ella para que se ordene la militarización de la capital, no obstante la mandataria ha sido enfática en que esta no es una vía para solucionar el conflicto, al contrario lo asevera.

Por ello, desde el Distrito están promoviendo otro tipo de estrategias y han denunciado ante la ONU las violaciones de derechos humanos que se han cometido durante el paro tanto en contra de policías como de manifestantes.

La funcionaria insiste en el diálogo para resolver la crisis

López se ha pronunciado varias veces sobre los hechos de violencia y ha manifestado rotundamente su rechazo, por lo que dice que la violencia, venga de donde venga, no debe ser justificada, pues como ya está ocurriendo en el país, cada acto de violencia genera más odio y violaciones a derechos humanos.

La mandataria invitó al Gobierno nacional y al Comité del paro a dejar a un lado la intransigencia, y sentarse a construir en común acuerdo, soluciones que atiendan realmente los reclamos de la ciudadanía para que se pueda recuperar el orden público en el país.