PARO NACIONAL

Autoridades de Cali logran concertar acuerdos con los manifestantes

La ciudad ha sido epicentro de violencia durante el paro nacional.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 08:41

Casi un mes completa el paro nacional y en Cali podría empezar a vislumbrarse la luz al final del túnel. Aunque no ha sido una tarea fácil, en la ciudad instalaron mesas de diálogo para escuchar las necesidades y peticiones de los manifestantes.

Es por ello que tras varias horas de negociación con los líderes de la Unión de Resistencia Cali (URC), uno de los movimientos que permanece en las calles, la alcaldía y la gobernación, finalmente se lograron dejar sobre la mesa de trabajo tres acuerdos puntuales.

El primero se trata de que las autoridades garanticen de manera permanente el derecho a la protesta pacífica, esto quiere decir que ninguna parte deberá promover acciones violentas que puedan atentar contar la integridad física de cualquier ciudadano durante las movilizaciones en la ciudad.

Así mismo, para responder a este requerimiento, uno de los más importantes a lo largo del paro y que ha sido tema de debate en diferentes mesas de negociación, tras la reunión que se realizó en Cali se pudo concluir como segundo acuerdo que además será necesario instalar agendas pedagógicas y culturales que promuevan el ejercicio de la protesta pacífica.

Como último punto, tanto autoridades como los representantes de la movilización estuvieron de acuerdo en conformar una comisión de derechos humanos, la cual se encargará de verificar y esclarecer los hechos de violencia y abuso que se han presentado durante la protesta en contra de los manifestantes. Esta comisión además servirá para proteger a los ciudadanos que hayan sido amenazados o que puedan correr riesgo por estar participando en el paro.

Se construirá una comisión de derechos humanos para verificar los casos de violencia

Entre tanto, el alcalde Jorge Iván Ospina señaló al final de la reunión que insistirán en mantener el diálogo para resolver la crisis social: “tenemos que entender que el diálogo es la respuesta a un fenómeno social y político como el que hemos tenido y necesitamos consolidarlo entre todos para poder seguir en flexibilización, pero ante todo para encontrar respuestas estructurales a la problemática existente”.

Así mismo, algunos de los voceros de la movilización aseguraron que este era un paso para empezar a construir el cambio social que necesita el país, y una forma de reconocer sus exigencias, pero sobre todo sus derechos como ciudadanos.