ENTREVISTA MINUTO COLOMBIA

Delirio: el espectáculo de salsa, circo y orquesta que se está preparando para la “Aurora”

Andrea Estrada, directora de mercadeo de la compañía, nos contó cómo han logrado enfrentar la pandemia y las sorpresas que le traerán al público este año.
jueves, 22 de abril de 2021 · 13:55

Fundación Delirio es un sueño de ciudad que nació hace 15 años liderado por cuatro mujeres: Ángela Gallo, Liliana Ocampo, Eleonora Barberena y Andrea Buenaventura, bajo la idea de querer hacer un evento en el que se pudiera reflejar toda la magia y alegría que gira en torno a la salsa con un toque diferenciador: el circo y la orquesta.

Lo que en ese entonces fue solo una pequeña idea, poco a poco fue cobrando fuerza en la región, pues su éxito además de ser evidente, hizo que las creadoras de este proyecto quisieran seguir llevando un mensaje por el mundo a través de las artes escénicas.

Andrea Buenaventura, fundadora y directora general de Delirio. Foto: cortesía Delirio

La organización trabaja bajo tres componentes: el primero involucra al espectáculo de salsa, circo y orquesta, convirtiéndose en “una experiencia que altera los sentidos” de todo el que la disfruta; el segundo es la Carpa Delirio, un lugar donde se pueden realizar eventos públicos y al que siempre llegan miles de turistas.

El tercer componente es Paso Firme, el espacio donde se gestan proyectos y estrategias de investigación para continuar apoyando a los artistas que hacen parte de la compañía, entre los que están cuatro escuelas de salsa, una de circo y una orquesta.

Este proyecto trabaja con artistas locales. Foto: cortesía Delirio

Delirio es un proyecto que ha logrado crecer y sostenerse a punta de esfuerzo, organización, dedicación y amor por el arte, gracias a lo cual se ha convertido en un ícono para la ciudad y la cultura caleña, pues a través de historias bailadas expone la diversidad que representa a la región y al país, lo que hace de esta empresa un referente de la industria cultural y las artes escénicas.

A través de Paso Firme, uno de sus ejes de acción más importantes, desarrollan cuatro líneas de trabajo: formación para formadores, investigación de mercados, estructuración de proyectos e intervención comunitaria a través del arte.

Bajo estos cuatro enfoques, han logrado complementar la preparación profesional de sus artistas y bailarines. Esto, a su vez, les ha permitido dejar un legado a la industria y a la comunidad del Valle del Cauca, pues producto de este trabajo realizaron varias publicaciones y además crearon, con el apoyo de la Gobernación del Valle, el portal valleenvivo.com, donde se encuentra la oferta y demanda de las artes escénicas del departamento, lo que ayuda a promover estas actividades y servicios.

La salsa, el circo y la orquesta se reúnen en un mismo espectáculo. Foto: cortesía Delirio

Además, han llevado la salsa y el circo a comunidades vulnerables para gestar procesos de transformación social, lo que es uno de sus proyectos bandera, porque, como Andrea menciona, “la imaginación y la creatividad son un motor que transforma al mundo”.

Delirio ha servido como plataforma para exhibir el talento de las artes escénicas en la región, con un espectáculo único y que ha podido llegar a diferentes rincones del mundo para deleitar a los espectadores con más de 500 presentaciones.

La pandemia los tomó a 15 días de estrenar un nuevo show, lo que le lleva a la compañía un año de producción y preparación. Sin embargo, en respeto a todas las medidas de bioseguridad y por responsabilidad con la emergencia sanitaria, suspendieron la función, sin que esto significara que se apagarían las luces o que bajarían el telón.

Nunca pensaron en abandonar este sueño ni a sus artistas. Por ello, aunque hubo que hacer algunos sacrificios, trataron de reorganizarse y reinventarse para seguir activos y vigentes en el mercado, pero sobre todo para responderle a un público que los ama y sigue a todas partes.

En sus 15 años se han presentado en más de 21 países. Foto: cortesía Delirio

De esta manera, y viendo las posibilidades que tenían, empezaron a crear eventos digitales, entre ellos, una fiesta virtual bailable. Con ello batieron un récord Guinness por el mayor número de vídeos subidos a Facebook durante una hora de personas bailando una misma canción, "Cali Pachanguero" del maestro Jairo Varela, ya que hubo más de 120 mil participantes y 5.000 videos publicados.

Todo esto con un propósito especial, transmitir el mensaje de que en Cali se puede vivir la fiesta de manera responsable, segura y sin salir de casa. Este evento además coincidió con la celebración del cumpleaños número 484 de la ciudad, lo que fue no solo de gran orgullo y motivación para la compañía, sino para todos los caleños.

Su pasión por el arte es lo que les ha permitido destacarse. Foto: cortesía Delirio

Desde allí, los medios digitales se convirtieron en uno de sus mejores aliados durante el confinamiento, por lo que ofrecieron luego varios espectáculos pagos que podían disfrutarse en vivo y en directo. También lograron participar en algunas producciones audiovisuales, en las que destacó su trabajo en las artes escénicas.

Asimismo, pese a todas las dificultades que han tenido que sortear con la llegada de la pandemia, a finales del año pasado la revista Forbes Colombia los reconoció como uno de los 50 más creativos del país, lo que ratifica que su lucha sigue valiendo la pena.

Aunque este año continúa sin muchas certezas para la industria, y bajo la premisa de que la prioridad es cuidarse y salvaguardar la vida, la compañía planea sorprender al público muy pronto con un proyecto que habla de su renacer.

Por ahora, lo poco que se conoce de este gran espectáculo que está por venir es que a Delirio le llegará su “Aurora”, ese momento que anuncia un nuevo día y otra oportunidad, lo que sin duda no dejará de sorprender a los espectadores y que los invitará a conectarse con lo fundamental: la familia, los amigos y la vida misma.

Su trabajo constante, disciplina y pasión han permitido que este proyecto permanezca en el tiempo pese a las vicisitudes, para continuar promoviendo las artes escénicas y el talento de sus artistas por Colombia y el mundo, y seguir ratificando, como lo hicieron hace 15 años, que “todo lo que sueñan es posible”.