EDUCACIÓN

Vacunación y regreso a clases: el reto del sector educativo durante el 2021

En el 2022, todos los estudiantes volverán a la presencialidad.
lunes, 27 de diciembre de 2021 · 11:08

Luego de que el Gobierno decretó el estado de emergencia sanitaria en el país a causa de la pandemia del coronavirus, uno de los sectores que se vio obligado a permanecer activo mediante la virtualidad, fue el educativo, lo que desde un inicio representó un gran reto.

Si bien nadie estaba preparado para lo que venía, estudiantes y profesores tuvieron que traspasar las barreras de la tecnología, y aprender en conjunto cómo cursar el año escolar a través de un computador o celular.

Aunque este cambio también aplicaba para los estudiantes universitarios, en muchos casos, a los menores de edad se les dificultó más, debido a que muchos no contaban con un computador o acceso a internet, principalmente en las zonas rurales.

Los profesores se valían de todo tipo de estrategias para enseñar

Tras varios meses de adaptación, lo que parecía solo una cosa temporal se convirtió en la nueva realidad, y bajo todo pronóstico, todos los estudiantes del país terminaron el año escolar de 2020, mediante la virtualidad.

No obstante, el Gobierno había prometido que el 2021, sería el año de volver a las aulas, por ello, tras haber dado inicio al plan nacional de vacunación, a mediados de año, los Ministerios de Salud y Educación anunciaron el retorno gradual y progresivo de los estudiantes a clases presenciales.

Todo esto enmarcado bajo protocolos de bioseguridad y límites de aforo, por lo que las clases se siguieron alternando con la virtualidad. Mientras el Gobierno aseguraba que el sector estaba listo para el regreso a clases, desde Fecode, en varias oportunidades, manifestaron lo contrario.

El regreso a clases ha sido gradual

De hecho, en medio del estallido social del paro nacional se denunció que los colegios no contaban con las adecuaciones físicas para garantizar el retorno seguro de los estudiantes, y de manera reiterada, y hasta hoy, lo han seguido argumentando.

Pese a las denuncias, incluso el malestar de algunos padres de familia sobre la poca claridad que había sobre el retorno de los estudiantes a los colegios, el Ministerio de Salud ordenó que para el 15 de julio todas las instituciones educativas debían dar inicio a la presencialidad.

Para lograrlo, se estableció así mismo un importante desafío, lograr vacunar a todo el personal administrativo y docentes del país, a fin de reducir el riesgo de contagio, esto teniendo en cuenta que para la fecha aún no se vacunaba a los menores de edad.

Fue así como, a partir de julio, la mayoría de los colegios volvieron a la presencialidad, alternando las clases virtuales, con aforos reducidos y respetando las medidas de bioseguridad. Sin embargo, el plan piloto se vio suspendido en varias regiones debido a que, para la fecha, también se atravesaba el peor pico de la pandemia.

También porque algunos maestros y padres de familia se valieron de tutelas para suspender el regreso a clases, argumentando que no había garantías suficientes para evitar los contagios, incluso, tras iniciar las clases, algunas instituciones tuvieron que volver a cerrar sus puertas temporalmente debido a la detección de casos de coronavirus.

Pese a ello, de forma gradual todos los colegios y universidades continuaron con el proceso de alternancia. Para el caso de las universidades, en algunas el retorno a las aulas fue más demorado, por lo que los estudiantes instaron al Gobierno a dar mayor apoyo y celeridad en ello,  ya que la presencialidad es de vital importancia para el aprendizaje.

A los docentes también se les aplicará un refuerzo de la vacuna

Así como el Ministerio de Educación se comprometió en garantizar conectividad en áreas rurales, adaptar y mejorar las condiciones físicas de 1.800 instituciones, de las cuales ya ha entregado 450, también prometió matrícula cero para los estudiantes de estratos 1, 2 y 3, de todas las universidades públicas del país.

Esto teniendo en cuenta que el alto nivel de deserción escolar durante la pandemia, y uno de los mayores reclamos de los jóvenes durante el paro: gratuidad educativa. Pese a que inicialmente se financió la matrícula de los estudiantes para el segundo semestre del 2020 y el primero del 2021, en mayo de este año, el Gobierno aseguró que esta propuesta se convertiría en política de Estado.

Es así como a inicios de este mes, el presidente Iván Duque y la ministra de Educación, María Victoria Angulo, firmaron un decreto en el que se reglamenta la gratuidad como política de Estado para todas las instituciones públicas de educación superior del país, gracias a que el Congreso aprobó la Ley de Inversión Social, por medio de la cual se podía dar continuidad a este proyecto.

Con esta iniciativa serán beneficiados unos 700 mil estudiantes de estratos 1, 2 y 3, que representan el 97% de la comunidad estudiantil del país, lo que no solo facilitará el acceso a la educación superior, también reducirá los niveles de deserción escolar.

Así mismo, durante los últimos 6 meses se ha seguido avanzando con el plan nacional de vacunación, incluyendo no solo a maestros, también a jóvenes y mayores de 3 años.

Esto le permitió al Gobierno tomar una nueva decisión: eliminar el límite de aforo en todas las instituciones de educación del país, incluyendo colegios y universidades, lo que significa que todos los estudiantes volverán al 100% de la presencialidad a partir del próximo año.

Los colegios han tenido que adaptarse a la nueva realidad

Aunque por ahora no se ha dicho si se exigirá el carné de vacunación para permitir el ingreso a clases, ciudades como Bogotá, por ahora, descartan esta posibilidad. No obstante, algunas universidades sí implementarían el requisito, todo para evitar el riesgo de contagio.

Por ello, el llamado para docentes y estudiantes continúa siendo asistir a vacunarse, pues con el regreso a la presencialidad, se deberán extremar los cuidados, para lo cual también será necesario mantener las medidas de bioseguridad.

Otras Noticias