PROVIDENCIA

Qué significa la prórroga de situación de desastre para San Andrés y Providencia

El presidente Iván Duque extendió la medida por un año más.
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 10:50

Un año se cumplió este martes de la emergencia que desató el huracán Iota en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y en medio de fuertes críticas por los retrasos en la reconstrucción, el presidente Iván Duque prorrogó la situación de desastre en las islas.

Esta medida, que había sido contemplada desde el primer día, se extenderá un año más, según refirió el mandatario. También confirmó que las obras continúan avanzando, pese a las demoras que se han presentado esencialmente por las dificultades de acceso a la zona.

Algunos habitantes siguen viviendo en carpas

Declarar las islas en situación de desastre significa que el Gobierno debe seguir trabajando para garantizar la reconstrucción del archipiélago, especialmente de Providencia, que fue devastada en el 98% de su infraestructura.

Además, implicaría que se deben seguir brindando ayudas humanitarias y apoyo a los damnificados, quienes, alrededor de la mitad, continúan viviendo en carpas y cambuches por la demora en la reconstrucción y reparación de sus viviendas.

"Es necesario continuar con la ejecución del Plan de Acción Específico para la recuperación del departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y sus cayos hasta la culminación de cada una de las líneas de acción en él contempladas a fin de lograr la rehabilitación y reconstrucción de las zonas afectadas por el evento natural", señala el decreto.

Esto incluso le permite al Estado realizar disposiciones excepcionales para cumplir con las metas establecidas para la reconstrucción,  ya que hasta ahora las obras solo habrían avanzado en un 58%.

Llevar los materiales a la isla ha sido una de las mayores dificultades

De acuerdo con Susana Correa, gerente designada para la reconstrucción, hasta el momento se han entregado 962 viviendas, algunas de ellas solo necesitaron reparaciones y otras fueron construidas desde cero. Asimismo, se prevé que para diciembre se llegue al 70% de las casas que hace falta entregar.

No obstante, la totalidad de las viviendas serían entregadas hasta marzo del próximo año. Entre tanto, la comunidad se queja de los retrasos, porque además de no tener casa aún no se inician las obras del hospital, el colegio y el acueducto, lo que también fue una promesa del Gobierno.

Otras Noticias