SONIDOS

Sonidos extraños se escucharon en los cielos de varias ciudades del país

Los estrenduosos sonidos hicieron pensar a los ciudadanos en el fin del mundo.
domingo, 2 de agosto de 2020 · 12:03

A través de las redes sociales ciudadanos de varias ciudades del país, principalmente de Manizales, reportaron un fuerte sonido que se escuchaba en el cielo colombiano.

El estruendo que aparentemente no provenía de un avión, o algún otro artefacto o fenómeno visible, generó pánico en algunos de los habitantes, que llegaron a pensar que este podría ser el fin del mundo.

Cielos colombianos
Cielos colombianos

Pese al extraño origen de los sonidos, expertos explicaron que éste se debe a un fenómeno natural denominado “Cielomoto”, que ocurren debido a fricciones moleculares por la compresión del aire.

De esta forma una masa de aire cálido y otra fría que choca en lo alto de la atmósfera sería la causante del estruendoso ruido que ocasionó tanto pánico.

Algunas personas entraron en pánico con el sonido abrumador
Algunas personas entraron en pánico con el sonido abrumador

En otras regiones como el Valle del Cauca y Risaralda, los habitantes también registraron el estrepitoso sonido sin embargo, al observar el cielo no se veían aviones de la fuerza aérea, o truenos que se avecinaran y dieran explicación a tan extraño evento.

En algunas de las zonas donde se manifestó este hecho, el enérgico sonido que provenía del cielo alcanzó a durar varios minutos, por lo que algunas personas empezaron a creer que se trataba de algún tipo de apocalipsis o sonidos producidos por los extraterrestres.

El cielomoto es un evento natural que podría repetirse
El cielomoto es un evento natural que podría repetirse

Aunque estos eventos atmosféricos son poco usuales, expertos aseguran que son completamente normales y que el precipitoso ruido no representa ningún tipo de riesgo para la población.

Pese a no ser la primera vez que ocurre el denominado “Cielomoto”, y que también se ha presentado en diferentes partes del mundo, los sonidos provocados por este evento natural, podrían repetirse e incluso, ser más propensos a ocurrir durante el amanecer o atardecer.

Otras Noticias